Blogia
El Blog de Fran Rey

Sobre el banco malo.

El gobierno de Mariano Rajoy, el mismo que dijo que los españoles "no pagarían ni un euro por Bankia", ha dicho ahora, que no pagaremos "ni un euro por el banco malo". Con el historial de mentiras que tiene este desgobierno, prácticamente no hace falta decir nada para demostrar la falacia que es decir que los españoles "no pagaremos ni un euro por el banco malo". Con saber que lo dice el gobierno PP, ya podemos imaginarnos que es mentira. No obstante, vamos a aclarar que es eso de un banco malo, y por qué, a la fuerza, sí va a suponer que los españoles paguemos más de un euro y más de dos.

El llamado "banco malo" consiste en una entidad de carácter pública que, con dinero del Estado (es decir, con el dinero que todos los contribuyentes pagamos a las arcas públicas para recibir sanidad, educación, carreteras...) va a comprar la deuda de los bancos. Es más, no va a comprar cualquier tipo de deuda, va a comprar lo que se llaman "activos tóxicos", es decir, activos que son tan malos, que son un agujero de dinero tan grande, que nadie en su sano juicio los compraría (y, por tanto, los bancos están siendo incapaces de deshacerse de ellos). Dicho de otro modo, el banco malo va a coger el dinero de todos los españoles y va a comprarle a los bancos privados la peor parte de su deuda, quedando éstos libres, solventes, y bien saneados, todo ello gracias al dinero de los impuestos de los ciudadanos que son desahuciados, y estafados sistemáticamente por los bancos privados. Por tanto, el balance de la operación será que el Estado le dará un montón de dinero a los bancos privados y, a cambio, se quedará con las deudas que estos tienen. Cualquier persona con dos dedos de frente vería que cambiar dinero por deudas es una operación absolutamente estúpida y que, además, es iluso pensar que no va a costar “ni un euro”. Al contrario. Por un lado, comprar dichos activos va a costar dinero y, por otro, hay que tener en cuenta que, como he dicho, esos activos son un pozo sin fondo por donde se escapa el dinero a raudales. Es decir, el Estado va a tener que gastarse una buena cantidad de dinero, primero en comprarlos, y luego en sanearlos. De nuevo, se socializan las pérdidas y se privatizan las ganancias.

¿Por qué dice, entonces, el ministro que los españoles no van a pagar ni un euro? Pues porque, según él, en los 15 años que va a durar el banco, la economía va a mejorar, entonces, esos activos tóxicos se revalorizarán, y los mercados se los quitarán de las manos, por dinero suficiente como para cubrir las pérdidas iniciales. Lo que el señor ministro no nos dice, es que la mayoría de esos activos son activos inmobiliarios, y que la única forma de venderlos todos por un precio que consiga compensar todo el gasto, es que vuelve a haber otra burbuja inmobiliaria, cosa que no es ni probable ni, desde luego, deseable.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres