Blogia
El Blog de Fran Rey

Socialismo

Entrevista a Andrés Cuevas, presidente del PASOC

Aquí os dejo esta entrtevista a Andrés Cuevas hecha por el colectivo de socialistas en IU Recuperando el Socialismo.

 

http://recuperarelsocialismo.wordpress.com/2013/01/04/entrevista-a-andres-cuevas-presidente-del-partido-de-accion-socialista/

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sobre la creación de un Frente Amplio de Izquierdas.

Aquí os dejo la resolución que presenté en la Asamblea de Izquierda Xunida, preparatoria de la X Asamblea Federal de IU, sobre la creación de un Frente Amplio. 

 

Si algo hemos aprendido de Die Linke, el Front de Gauche, o SYRIZA, es que cuando la izquierda se une, el resultado es demoledor. En todos los casos, el valor de la unión no es la suma de militantes (que muchas veces no es tan grande), o la fagocitación de siglas. El valor de la unión es la suma de distintos proyectos de izquierdas: Socialistas, comunistas, ecosocialistas, demócratas radicales..., que poseen distintos enfoques, y distintos espacios sociales y electorales.

Por mucho que lo intentemos, Izquierda Unida, en solitario, no puede ser el referente de la izquierda. Para empezar, porque no existe eso que llamamos “la izquierda”, existen muchas izquierdas diversas, y no tiene sentido pretender que, voluntariamente, todas las izquierdas se subordinen a nosotros. No es la subordinación el camino, sino la confluencia. Debemos crear un nuevo espacio político, un Frente Amplio que agrupe a la izquierda democrática antineoliberal de todas las tendencias. Un frente donde confluyan las izquierdas diversas de Marx, Engels, Lenin, Pablo Iglesias, Karl Kautsky, Trotsky, Jean Jaurés, Rosa Luxemburgo, Salvador Allende, Azaña, Gramsci, Berlinger...

Para lograr esta meta, no hay otra opción que trabajar con las demás fuerzas de la izquierda para, entre todos, construir este nuevo movimiento. El germen, puede ser la coalición La Izquierda Plural, pero el objetivo final aún dista mucho de esta coalición. Para empezar, Izquierda Plural deja fuera a elementos importantes de la izquierda, como por ejemplo, todos aquellos grupos formados por quienes hasta ayer, no sólo eran nuestros aliados, si no que eran nosotros mismos (Iniciativa del Poble Valencià o Izquierda Anticapitalista son buenos ejemplos de ello). Por otro lado tampoco recoge otras sensibilidades ideológicas importantes en la izquierda, como la tradición socialista (presente en el Front de Gauche  través del Parti de Gauche, liderado por Mélenchon; en SYRIZA a través del Movimiento Democrático Social; y es predominante en Die Linke y en la izquierda latinoamericana). Aunque algunos de los representantes de este socialismo militan en Izquierda Unida, la mayoría se encuentran o bien dispersos en pequeños partidos (algunos de los cuales van en coalición con nosotros, y otros no) como SIEx, Socialistas X Tenerife, Iniciativa Socialista de Izquierdas, etc, o bien (y posiblemente estos sean la mayor parte) se encuentran dentro del PSOE, fundamentalmente en la corriente Izquierda Socialista. No habrá Frente Amplio de izquierdas si no conseguimos convencer a todos estos grupos para que se sumen. Finalmente, el propio modelo organizativo de La Izquierda Plural, es ya inservible. El modelo de coalición está desfasado, y es necesario avanzar hacia la constitución de un frente común que posea una estructura organizativa interna, al igual que SYRIZA. Es necesario para conseguir la verdadera unión entre las fuerzas de izquierdas. Esto no es más que recuperar el sueño con el que se fundó Izquierda Unida.

Otro factor a tener en cuenta, es que tanto en el caso de SYRIZA, como el del del Front de Gauche o el de Die Linke, parte importante del ascenso en votos vino precedido del paso del sector más izquierdista del partido socialdemócrata de turno a la izquierda alternativa (en el caso de Lafontaine y Mélenchon, incluso lideraron la coalición de izquierdas). Si queremos tomar ejemplo de los éxitos de estas izquierdas, debemos ser capaces de reproducir también esta situación, lo cual nos lleva, de nuevo, a la necesidad de intentar que los sectores izquierdistas del PSOE (como Izquierda Socialista) den el paso de romper definitivamente con un partido que no les escucha, y participen en la creación del frente de izquierdas.

A lo largo de este proceso debemos aprender a ser generosos, a ver a todos aquellos con los que queremos confluir como compañeros, y no como adversarios con los que hay que luchar para mantener determinadas cuotas de poder. Este compromiso, que es básico para forjar un frente común, debe venir correspondido por una unidad de acción en todos los frentes, incluido el electoral. Esto significa que todas las partes que acepten confluir en un frente amplio, deben renunciar a presentarse en solitario en las elecciones o, a una vez obtenidos los escaños, integrar un grupo parlamentario diferente del acordado por el frente.

 

 

¡Bendita intransigencia!

Base 4ª Combatir a todos los partidos burgueses y especialmente las doctrinas de los avanzados, si bien haciendo constar que, entre las formas de gobierno republicana y monárquica. El Socialista prefiere siempre la primera

                -Bases de El Socialista-

Jaime Vera había disentido profundamente del anterior enunciado. Le recriminaba a Pablo Iglesias que había que combatir a los elementos más conservadores del régimen, y no a los más “progresistas”.  Iglesias defendía que no había diferencia real, y que ambos se sustentaban sobre la explotación de los trabajadores. Que ser más blando con uno que con otro, era convertir al primero en el “menos malo” lo cual, en la práctica, suponía apoyarlo para evitar el triunfo del “más malo”. Con esto, estábamos apoyando una ideología de defendía el régimen que nosotros queríamos derrocar, que defendía la explotación de los trabajadores a manos de los poderosos, de los oligarcas. Así, nunca podríamos propiciar un cambio de sistema.

Años más tarde, el tiempo le dio la razón a Iglesias, y Jaime Vera fue a verle y a reconocer el éxito de su estrategia. Aseguró que, algún día, el Partido Socialista triunfaría gracias a esa “bendita intransigencia”.

Desgraciadamente, los militantes del PSOE no siempre conservaron la bendita intransigencia de su fundador. En 1979, cuando Felipe González propone abandonar el marxismo, esto es, abandonar el sentido máximo que inspira la acción diaria del pensamiento socialista, el partido accede. Es cierto que, en un principio, el partido rechazó las tesis de Felipe, es cierto también que, el segundo congreso que las aprobó, fue convocado mediante una modificación del reglamento, que daba ventaja a los felipistas. Ahora bien, a pesar de todo esto, no habría triunfado el no al marxismo de no ser porque un gran número de personas que habían apostado por el no la primera vez, lo hicieron por el sí la segunda. ¿Habían cambiado de idea en el poco tiempo que transcurrió entre ambos congresos? No. Simplemente, habían decidido renunciar momentáneamente a parte de su ideología para ganar las elecciones. Habían abandonado la intransigencia de Pablo Iglesias, y eso les costó caro. Para empezar, ese abandono momentáneo de parte del ideario, ni fue momentáneo ni fue parcial. Fue la llave que Felipe necesitaba para meter en el partido a todos los “emigrados” de la UCD, y para expulsar o silenciar a las voces izquierdistas del partido. Fue la llave con la que Felipe cambió la estructura del PSOE para convertirlo en un gigantesco templo de culto al líder, a un líder que, al llegar al gobierno, traicionaría por completo todo el ideario socialista, y llevaría a cabo únicamente medidas de derechas. Las mismas que continuaría Zapatero, y las mismas que habría continuado haciendo Rubalcaba si hubiera podido.

La intransigencia política no es pensar que uno siempre tiene la razón, no es defender de manera dogmática unos planteamientos sin someterlos a test racional alguno, no es no aceptar los argumentos de los demás, no es defender algo puramente por orgullo, a sabiendas de que puede ser perjudicial. La intransigencia a la que yo me refiero es permanecer fiel a unas ideas, y a una forma de actuar consecuente con estas. No se puede cambiar nuestra definición ideológica o nuestra forma de entender el mundo únicamente porque en un momento dado los vientos soplen en dirección contraria y, aparentemente, adaptarse a ellos nos pueda beneficiar. Ni si quiera, para ganar unas elecciones, pues, como ya dijo Olof Palme, la democracia se basa en una coincidencia entre la propuesta (programa) y los electores. Se gobierna cuando se coincide con los electores. Si no se coincide con los electores, no se tiene por que gobernar.

Como socialistas, no debemos renunciar a nuestra ideología por que ahora esté de capa caída, o porque un partido esté usando la palabra socialista para defender todo lo contrario que nosotros. De la misma forma que, como militantes de Izquierda Unida, no debemos consentir que se abandone ninguno de los principios elementales que inspiraron este movimiento con tal de convertirse en fuerza hegemónica, ni tampoco entregarnos a los brazos del “menos malo” a cambio de un par de políticas “progresistas”. Ese no es el camino. El camino es la perseverancia, la insistencia y, sobre todo, la pedagogía. Pues, si bien es cierto que no merece la pena alcanzar el poder a costa de renunciar a todo lo que defendemos, a costa de renunciar a aquellos fines por los que precisamente queríamos alcanzarlo, no es menos cierto que, si por intransigencia entendemos no hacer más que mirarnos el ombligo y recrearnos en la pureza de nuestra ideología, no alcanzaremos jamás el poder, y no podremos llevar a cabo nuestros objetivos. Es por ello que digo, que la clave está en la pedagogía. Debemos explicarle hoy a la gente que es lo que defendemos, para poder conquistar el poder en el futuro. Porque, como dijo el Abuelo, Sois socialistas no para amar en silencio vuestras ideas ni para recrearos con su grandeza y con el espíritu de justicia que las anima, sino para llevarlas a todas partes.

Recuperando el Socialismo

Recuperando el Socialismo es un colectivo creado por un grupo de militantes de Izquierda Unida que se sienten identificados con los ideales del socialismo histórico de Pablo Iglesias, o de los socialistas contemporáneos europeos, como Oskar Lafontaine, Jean-Luc Mélenchon , o el prometedor Partido Socialista holandés. Luchamos por la creación de un espacio socialista en IU, como lo fue en su momento el histórico Partido de Acción Socialista (PASOC), uno de los fundadores de la coalición de izquierdas.

 

Nos articulamos en torno al Manifiesto para la Recuperación del Socialismo, que sirve como semilla para iniciar el debate ideológico. Dicho manifiesto, plantea la necesidad de crear un partido socialista que recoja la tradición del socialismo español, que el PSOE abandonó en 1979, iniciando un proceso de degeneración que le ha llevado a convertirse en un partido claramente de derechas. Se explica porque es necesaria la creación de un partido que retome las ideas del socialismo democrático, cuáles deben ser las bases de ese partido o colectivo, y que éste debe estar integrado en Izquierda Unida, no solamente por un imperativo estratégico  (cada vez es más evidente que la izquierda solo podrá vencer si se une), sino por motivos ideológicos, pues no debemos olvidar que Izquierda Unida, en sus propios estatutos, asegura que su objetivo es transformar el actual sistema capitalista en un sistema socialista democrático. Por otro lado, desde que Cayo Lara ha asumido la coordinación federal de la coalición, ha  apostado varias veces por avanzar hacia el Socialismo del Siglo XXI. Creemos, además, que Izquierda Unida se verá favorecida por la presencia de un partido socialista en su interior, pues esto permitirá el paso hacia IU de los votantes socialistas descontentos con la política derechista del PSOE.

 

Éste es un momento álgido para el socialismo en toda Europa: En Alemania, Die Linke tiene la mayor representación de su historia en el Bundestag; en Francia, Mélenchon ha obtenido un 11% de voto en las presidenciales, y eso teniendo en cuenta que la izquierda se ha volcado en expulsar del poder a Sarkozy, votando a Hollande; En los Países Bajos, el Partido socialista aparece como la primera fuerza política en las encuestas. Parece evidente que, tras la profunda quiebra ideológica de la socialdemocracia, que ha pasado de ser el referente de  los “reformistas de centro-izquierda” a ser una fuerza de derechas y profundamente neoliberal (que nos ha dado los recortes de derechos de Zapatero, Sócrates, y Papandréu, y la Agenda 2010 de Schröeder), la ciudadanía ha despertado, y ha entendido que no se puede ser socialista y capitalista al mismo tiempo.  Que las clases sociales existen, y que tienen intereses contrapuestos. Que los llamados “mercados” a quienes la socialdemocracia se ha entregado, no son si no los capitalistas que han existido siempre, la gran oligarquía financiara que es, precisamente, la enemiga declarada del socialismo, pues el objetivo de los socialistas no es otro que hacerla desaparecer, para conseguir la liberación de los hombres y mujeres, a través de la supresión de las clases sociales.

Te animamos a que visites nuestra página web http://recuperarelsocialismo.wordpress.com/

Si compartes nuestras ideas, y quieres unirte a nosotros, puedes hacerlo a través de este enlace  http://recuperarelsocialismo.wordpress.com/unete/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ya está disponible on-line mi "Manifiesto para la Recuperación del Socialismo"

Ya tenéis disponible online mi libro-manifiesto, titulado "Manifiesto para la Recuperación del Socialismo". Os dejo el prólogo y la dirección donde descargar el libro. Está publicado bajo licencia creative commons, así que su difusión es completamente gratuita.

 

Este libro-manifiesto no pretende, en modo alguno, convertirse en el referente de una nueva teoría política. Las ideas socialistas que aquí voy a defender no son esencialmente diferentes a las de políticos europeos como Oskar Lafontaine o Jean-Luc Mélechon. Son las ideas que en su día defendió Pablo Iglesias, adaptadas, allí donde es necesario, a los tiempos que corren. No obstante, si bien es cierto que mi intención al escribir este libro no es, de ninguna forma, presentar una nueva teoría socialista, eso no es óbice para que en este documento haya un importante contenido teórico, pues he considerado necesario explicar las principales contribuciones a la construcción del socialismo actual, aunque, como no podía ser de otra forma, todo el texto está embebido por mi punto de vista y mis aportaciones personales.

Incluyo en las primeras partes del manifiesto una crítica a la socialdemocracia. Considero este punto esencial, pues son los socialdemócratas los que están secuestrando el nombre del socialismo para realizar políticas de corte neoliberal, provocando una identificación del socialismo con políticas que son radicalmente contrarias a éste. En esta crítica a la socialdemocracia hago un breve repaso de su historia con el objetivo de poder demostrar su transformación en un movimiento de derechas.

Los capítulos III y IV están dedicados a la historia del socialismo en España, y a hablar del socialismo contemporáneo en Europa y Latinoaemérica. El objetivo de estos dos capítu­los es establecer un contexto a partir del cual llegar a los capítulos V y VI, en los que expongo las claves para construir una organización socialista en España, incluida dentro de Izquierda Unida, como fuerza aglutinadora de la izquierda.

Buena parte del material incluido en este libro-manifiesto ya ha sido publicado en forma de artículos en mi blog, http://franrey.blogia.com/, donde publico entradas que van desde el análisis de la historia del socialismo, hasta imágenes de apoyo a la campaña de Mélenchon, pasando por análisis de temas de actualidad, o apoyo a campañas electorales de Izquierda Unida.

 

http://elchigredefran.webcindario.com/manifiesto_recuperar_socialismo.pdf

Imagen de apoyo a Mélenchon

Imagen de apoyo a Mélenchon

Allende y Pablo Castellano.

Hoy he estado viendo algunos vídeos en youtube, y he querido compartir dos de ellos con vosotros. El primero, es un discurso del gran socialista Salvador Allende. El segundo, es un discurso que Pablo Castellano dió frente a la tumba de Pablo Iglesias, recordándonos qué es el socialismo.

He querido compartir con vosotros estos vídeos por que, puesto que estoy en total sintonía con lo que dicen, son una forma tan válida de exprasar mi ideología, como lo son los textos que habitualmente publico en este blog.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres