Blogia
El Blog de Fran Rey

España no es una democracia. Análisis de los resultados electorales.

El resultado de los comicios del 22 de Mayo no es, como nos quieren hacer creer determinados medios de comunicación, el triunfo del PP. El resultado verdadero y objetivo es el hundimiento del partido único, el PPSOE de ZP y Rajoy. Y es que la suma de PP+PSOE ha perdido más de un millón de votos. Si contamos el total de ciudadanos censados con derecho a voto (incluidos los abstencionistas y los que han votado blanco o nulo), tendremos que el PP tiene un 24% de los votos, y el PSOE un 18%. Es decir, los dos juntos no llegan ni al 40% de los votos. Dicho de otro modo, más del 60% de los ciudadanos no ha votado ni al PSOE ni al PP. Esto tiene dos consecuencias bien claras:

  1. El PP gobernará en muchos lugares con mayoría absoluta cuando su porcentaje de votos oscila en torno al 25%. Incluso si descontamos la abstención, el porcentaje de votos del PP sobre el voto total oscila en torno al 35,8%. Esto da cuenta, de nuevo, de la ausencia absoluta de democracia que hay en este país. La Ley Electoral transforma la realidad ideológica del país, emitida en forma de votos, en una serie de concejales y diputados que guardan muy poca relación con dichos votos. Esto, además, desmiente el mito de que el único inconveniente de la Ley Electoral es la división en circunscripciones, ya que en unas elecciones municipales el municipio es unicircunscricial, pero la Ley d’Hont sigue torturando a los partidos mal llamados minoritarios (como si un partido que ha sido votado por el 25% de la población pudiera ser llamado mayoritario).
  2. El bipartidismo no tiene respaldo popular. España no es una democracia, y la dictadura bipartidista no se sostiene por el apoyo popular, como nos quieren hacer creer, sino por los medios que el propio régimen tiene para defenderse, esto es, la ley electoral y las empresas (públicas o privadas) de información/manipulación. El funcionamiento es el siguiente: el ciudadano vota contra el PPSOE, pero el sistema electoral manipula los resultados (ley d’Hont y sistema de circunscripciones). Posteriormente, las empresas de información convencen al votante de que esos son los resultados elegidos por el pueblo. Una vez finalizado el proceso, el ciudadano asimila que el resto de la población ha votado distinto y, como es lo que ha sido elegido por la mayoría, lo acepta y lo asume. Llegado el caso, incluso puede sentirse decepcionado y frustrado, al verse como una minoría y contemplar que su voto nunca tiene un efecto apreciable, pasando a votar a los ganadores o dejando de votar.

 

En conclusión, podemos afirmar sin lugar a dudas que España es una dictadura bipartidista. Alguien puede pensar que esto es una exageración, una forma de hablar. En absoluto. Tras la muerte del dictador no hubo una transformación de dictadura a democracia, sino a dictadura de partido único a dictadura bipartidista. El motivo es muy simple, cuando solo hay un partido, es evidente que a las demás opciones políticas no se les permite llegar al poder, pero si hay dos que se suceden en el gobierno, da la impresión de que existe una alternancia, un poder de decisión real, en definitiva, aparenta ser una democracia. Pero… ¿Lo es en realidad? ¿Es acaso menos mala una dictadura bipartidista que una dictadura de partido único?. Voy a demostrar que no. Un sistema de partido único es dictatorial porque, al no haber forma de cambiar al líder, éste puede hacer lo que quiera sin respetar la opinión del pueblo. En un sistema bipartidista, una vez elegido uno de los dos partidos éste puede hacer lo que le venga en gana, ya que, si pierde las próximas elecciones, será sustituido por el segundo partido que, al actuar también en desacuerdo con el pueblo, volverá a ser sustituido por el primero. Es decir, los dos partidos pueden actuar completamente al margen del pueblo por que esto no les supondrá en ningún caso una pérdida del poder, sino una sustitución temporal. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

boicot -

Entonces quieres decir que en otros paises salen elegidos terceros partidos? lo pregunto porque no se nada de esto, gracias.

Druver -

Yo, estando a favor de una cambio en la ley electoral que subsane los aspectos asimétricos que distorsionan la proporcionalidad, después de leer esto, me planteo:

¿Qué países son para tí una democracia?

¿Cuántos países tienen un sistema electoral totalmente proporcional, es decir,sin elementos distorsionadores de la proporcionalidad, tipo barreras? Dicho de otra forma ¿Cuántos son auténticamente proporcionales?

Teniendo en cuenta que la fórmula D'Hondt es proporcional, en contra de lo que se piensa, y que el problema esta en la asimetría de las circunscripciones y la existencia de barreras. ¿Qué papel juegan los territorios en el diseño de un nuevo sistema electoral en el que perderían sus privilegios? ¿Es legítimo imponer un sistema proporcional por que se considera más justo, o es la voluntad popular la que define el sistema electoral justo?


¿Puede definirse el caso Español como un sistema electoral mayoritario?


Partiendo de la situación de 1978, a la vista de la historia española reciente de los siglos XX y XIX... ¿Qué sistema electoral favorecía más la consolidación de la democracia en este país, uno de proporcionalidad absoluta o distorisonada (produciendo efectos mayoritarios)? ¿Tiene sentido, asentada la democracia, mantener un sistema con efectos mayoritarios tan notables?





Fran Rey -

Perdona por no responder antes, pero no había visto tu mensaje. UPyD nacía de la idea de Fernando Sabater de crear un partido liberal progresista y nacionalista español. El problema fue que se encontró con muy poco apoyos para crearlo, ya que en España no hay mucha gente con esa ideología. Pero entonces llegó Rosa Díez, una mujer que, si bien hasta entonces tenía el carnet del PSOE, todas sus declaraciones sonaban más bien a apoyo al PP y crítica al gobierno. Díez y Sabater decidieron crear un partido "transversal, ni de izquierdas ni de derechas" (una bonita forma de decir que ni tienen ideología) con un marcado carácter antinacionalista periférico. Esa idea llamó la atención de gente del ala más conservadora del PSOE, gente del PP, y algún liberal. Así nació UPyD. En definitiva, ¿Qué es lo que defiende UPyD?. La sacrosanta unidad de España, la lucha contra los nacionalismos periféricos y recortar el modelo autonómico. ¿Pero qué es lo que defiende política y económicamente?. No lo sabemos y ellos tampoco lo saben. Esto ha dado lugar a numerosas disputas internas entre los diversos alas del partido, llegando a producirse bajas de algunas de las principales personalidades que militaban en el partido.

jose pinazo -

Hola, aprobecho este espacio para hacerte la siguiente pregunta: ¿ Que opinion te merece upyd? te lo pregunto porque me resulta un partido con ideas interesantes, pero seguro que no me daré cuenta de si son realmente honestos o lo que pretenden es "chupar del bote" como los demás. Quizas, tu sepas contarme algo que de su lado oscuro. Gracias
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres