Blogia
El Blog de Fran Rey

Historia del Socialismo III: Guerra y Dictadura.

En 1936, el Frente Popular ganó las elecciones. El Frente Popular era una organización heterogénea de diversas fuerzas de izquierdas que incluían a republicanos, socialistas, comunistas, y nacionalistas de izquierdas. La coalición izquierdista tenía un programa reformista, como la defensa de las reformas sociales del primer gobierno de 1931, que estaban siendo paralizadas o eliminadas por el posterior gobierno conservador. También surgía como respuesta para pedir la liberación de los detenidos y sometidos a proceso por responsabilidades en los hechos ocurridos durante la Revolución de Asturias en 1934 y ante el avance en Europa del fascismo de Hitler o Mussolini. En ese momento también en el vecino país de Francia gobernaba el Frente Popular Francés.
La derecha no aceptó la legítima victoria del Frente Popular en las elecciones y organizó un golpe de Estado el 18 de Julio que desembocó en la Guerra Civil. En la zona sublevada toda organización política que no perteneciera al movimiento nacional (FET de las JONS y el sindicato vertical) fue ilegalizada y perseguida, y sus militantes fueron brutalmente asesinados. En el bando republicano, Largo Caballero asumió la presidencia del gobierno en sustitución del republicano José Giral. Su oposición a ilegalizar el POUM, sumado a la tensión interna en el PSOE entre prietistas y largocaballeristas, terminó con la destitución de Largo Caballero de la presidencia del gobierno, que recayó en el Dr. Juan Negrín, también socialista. Negrín cortó los vínculos del gobierno con los anarquistas, afianzó las relaciones con los comunistas e inició un proceso para ilegalizar el POUM. Durante el juicio contra el POUM, Largo Caballero intervino posicionándose en contra de dicha ilegalización. 



El resultado de la Guerra Civil fue la victoria de los sublevados, que impusieron una dictadura bajo la figura del General Franco, el cual asumió la jefatura del estado, del gobierno, del ejército, y del partido único. Durante más de 40 años de terrible dictadura las fuerzas de izquierdas fueron duramente reprimidas. 

El PSOE siguió trabajando por la democracia desde el exilio. La nueva ejecutiva del partido se desvinculó del gobierno de Negrín,  e Indalecio Prieto se convirtió en la nueva cabeza visible del partido. Prieto trató de derribar el régimen franquista por la diplomacia, negociando con Juan de Borbón la posibilidad de la instauración de una monarquía parlamentaria con tal de que volviera la democracia a España. La conjura fracasó y el dictador siguió en el poder hasta su muerte.

Mientras tanto, en el interior de España, el PCE era prácticamente la única fuerza de izquierdas que hacía oposición al franquismo. Una de las labores más importantes de los comunistas en esta época fue la creación del sindicato Comisiones Obreras, que se infiltró en el aparato de los Sindicatos Verticales falangistas. Esto provocó la ira de los franquistas, que comenzaron a perseguir febrilmente a los posibles miembros de CC. OO., encarcelando a muchos de ellos, entre otros, su líder y fundador, Marcelino Camacho.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres